INICIO

LA PAGINA

ULTIMAS INCORPORACIONES

LIBRO DE VISITAS

BUSCADOR

INFO -WEB

CONTACTA

 

CONOCER

MONUMENTOS Y EDIFICIOS

MUSEOS Y EXPOSICIONES

CALLES, PLAZAS Y ...

ACERA DE RECOLETOS

ALAMILLOS

ALARCÓN

ALONSO BERRUGUETE

ARRIBAS

ALEMANIA, ITALIA Y PORTUGAL

ALONSO PESQUERA

ANGUSTIAS

CALLEJÓN DE LA ALCOHOLERA

CADENAS DE SAN GREGORIO

CANOVAS DEL CASTILLO

CLAUDIO MOYANO

COLMENARES

COLÓN

CONSTITUCION

CURTIDORES

DUQUE DE LA VICTORIA

EBANISTERIA

EXPÓSITOS

FRAY LUIS DE LEÓN

GAMAZO

JUAN MAMBRILLA

LABRADORES

LECHERAS

LENCERIA

LOPEZ GOMEZ

MANTERIA

MANTILLA

MENENDEZ PELAYO

MIGUEL ISCAR

MONTERO CALVO

MURO

NICASIO PEREZ

NICOLÁS SALMERÓN

PANADEROS

PARAISO

PASAJE GUTIERREZ

PASEO DE ZORRILLA

PLATERIA

PORTILLO DE BALBOA

PRADO DE LA MAGDALENA

RAMÓN Y CAJAL

REAL DE BURGOS

RONDILLA DE SANTA TERESA

RUIZ HERNÁNDEZ

SAN BLAS

SAN IGNACIO

SAN MARTÍN

SAN QUIRCE

SANTIAGO

SIMÓN ARANDA

TERESA GIL

TINTES

TIRSO DE MOLINA

TORRECILLA

VEINTE DE FEBRERO

VERBENA

 

JARDINES

CAMPO GRANDE

LA ROSALEDA

 

PLAZAS

DE CANTARRANAS

DE COLON

DE ESPAÑA

DE FUENTE DORADA

DE LA CRUZ VERDE

DE LA LIBERTAD

DE LA RINCONADA

DE LA UNIVERSIDAD

DE MARTI Y MONSO

DE SAN BARTOLOMÉ

DE SAN MIGUEL

DE SAN PABLO

DE SANTA ANA

DE ZORRILLA

DEL MILENIO

DEL PONIENTE

DEL VAL

DEL VIEJO COSO

MAYOR

 

VALLISOLETANOS

HISTORIA

SEMANA SANTA

LO QUE YA NO ESTÁ

SUCEDIÓ EN VALLADOLID

RECORRIDO

LOS RIOS

PLANOS CIUDAD

EVENTOS IMPORTANTES

ENLACES - INFO

VER

GALERIA DE FOTOS

VALLADOLID ANTIGUO

LO TIENES QUE VER

APORTACIONES VA-ANTIGUO

DE AYER A HOY

VISITA VIRTUAL

PLANO CIUDAD

TURISMO

INFORMACIÓN ÚTIL

INFO - PRACTICA

QUE VISITAR

RECORRIDO TURÍSTICO

PLANO DEL RECORRIDO

DONDE DORMIR

DONDE COMER

DE PINCHOS Y TAPAS

DE COPAS Y CAFÉ

DESDE VALLADOLID A ...

 

ENLACES EXTERNOS

NOTICIAS

EL TIEMPO

FARMACIAS-GUARDIA

CARTELERA-CINE

CULTURA VALLADOLID Y C Y L

VALLADOLID DEPORTE

 

MIS OTRAS WEB

FOTOS DE VIAJES

EL CINE

© m@guadi - 2000

Valladolid Web

 

CALLES, PLAZAS Y JARDINES

PLAZA MAYOR

 

VER FOTOS

 

Muy antiguamente lo que hoy es la plaza Mayor y su entorno, no eran más que un descampado al que se llegaba atravesando el primitivo recinto amurallado por el "Postigo del Trigo", situado detrás de la actual plaza de la Rinconada.

 

En el siglo XI la "plaza" principal de la villa era la de Santa María, actual plaza de la Universidad, por estar allí la colegiata y en las cercanías la iglesia de La Antigua y el palacio del Conde Ansúrez.

 

Torre de la primitiva Colegiata de Santa María la Mayor

 

Poco a poco, al irse ampliando la villa y al ser un lugar amplio y llano, se fueron haciendo algunas edificaciones en el descampado y con el tiempo se comenzó a poner allí el mercado, donde se vendía carne, pescado, verduras y toda clase de productos.

 

Según Juan Agapito Revilla en su libro "Las Calles de Valladolid" de 1937, por documentos está asegurado que en 1260 ya se ponía el mercado en este lugar, donde permanecería durante siglos dando nombre a la "Plaza del Mercado", y que es muy probable que en 1248 ya estuviera también.

 

El 6 de marzo de 1267 la Reina Dª Violante, esposa de Alfonso X, firmó la donación de un amplio terreno y unas casas situados donde se colocaba el mercado para establecer el convento de San Francisco, convento que con el tiempo dio nombre a una parte de las hoy Plaza Mayor y calle Ferrari, como Acera de San Francisco.

 

Recreación en cerámica de la antigua portada del convento de San Francisco

 

El 18 de Mayo de 1338, el convento otorgó documento de cesión de un terreno junto a su entrada a favor del Ayuntamiento, para construir las Casas Consistoriales.

 

La plaza cada vez se hacía más importante para la ciudad, pero el 6 de agosto de 1461, según el "Cronicón de Valladolid", un gran incendio destruyó más de 400 casas de la Plaza del Mercado, la Costanilla (hoy Platerías), Cantarranas y Rúa escura. Como curiosidad decir que a raíz de este suceso, se creó en la ciudad el embrión de lo que sería el primer cuerpo de bomberos de España.

 

Pronto se reconstruyó lo dañado y la plaza y su mercado volvieron a su actividad, ganando cada vez más importancia en la vida de la ciudad. Así, el 10 de abril de 1499 el Corregidor publicó una Cédula Real en la que se ordenaba la venta o alquiler de las casas consistoriales de la Plaza de Santa María (hoy Universidad), donde se reunía el ayuntamiento todo el año menos en las fiestas de Pascua y septiembre, y que a partir de esa fecha todos los Regimientos se celebraran en las Casas Consistoriales de la Plaza del Mercado, que poco antes ya había empezado a denominársela como "plaza e mercado mayor" o "Plaza Mayor".

 

La Plaza Mayor durante una corrida de toros

 

La plaza fue utilizada durante siglos, no solo para el mercado, también en ella se celebraron, torneos, justas, música, sirvió como plaza de toros y por supuesto para celebrar grandes fiestas, como cuenta Juan Agapito Revilla:

 

"se celebraron las fastuosas fiestas, que el poeta Jorge Manrique cantó en conocidísimas coplas, al recordar el paso, en Septiembre de 1427, por nuestra villa, de Doña Leonor, hermana de los famosos infantes de Aragón, para casarse con el príncipe Don Eduardo, primogénito del rey de Portugal; allí se hicieron las que el Almirante Don Fadrique ofreció el 4 de Marzo de 1502 a los archiduques Don Felipe el Hermoso y Doña Juana la Loca cuando entraron por primera vez como príncipes en Valladolid; allí tuvieron lugar aquellas otras ceremonias, como la proclamación de estos mismos príncipes como reyes de Castilla, el 30 de Noviembre de 1506 ... la solemnísima de 28 de Marzo de 1556 cuando estando en Valladolid la regente o gobernadora Doña Juana, hermana de Felipe II, se proclamó al mismo Don Felipe ... en 4 de Enero de 1506, en conmemoración de la concordia pactada entre Don Fernando el Católico y sus hijos los reyes Doña Juana y Don Felipe, en cuyo día descolló en los toros el volteador Juan Inglés ..."

 

Al estar el mercado en la plaza se vio la necesidad de traer agua de las Marinas (un manantial cercano al de Argales) y poner una fuente, y así se acordó. Comenzaron las obras en 1494 y el agua llegó hasta la Puerta del Campo (confluencia de las actuales calles de Santiago y de Claudio Moyano) en 1497, y ahí se quedó hasta 1513 que se reanudaron las obras, inaugurándose la fuente en la Plaza Mayor en 1519, "con su sumidero, pilón y todo" dice Juan Agapito Revilla.

 

Y llegó la madrugada del 21 de septiembre de 1561, cuando se declaró el gran incendio que duró dos días y destruyó casi completamente la Plaza Mayor, y también afectó a las actuales Platerías, Macías Picavea, Bajada de la Libertad, Fuente Dorada, Conde Ansúrez, Francisco Zarandona, Especería, Plaza del Ochavo, Cebadería, Jesús y la Rinconada, entre otras. Se cree que fallecieron entre tres y seis personas y quedaron destruidas 440 casas, casi la décima parte de las que había en la ciudad.

 

Incendio de la Plaza Mayor en 1561 representado en azulejo en la Palacio Pimentel

 

El día 24 de septiembre se construyeron tiendas y talleres provisionales en la plaza y se realojó a los afectados por el incendio en casas de otros vecinos.

 

El Ayuntamiento puso en conocimiento del rey Felipe II la catástrofe ocurrida solicitándole ayuda, la cual fue concedida. Dicen, que Felipe II llegó a dictar 63 cédulas y provisiones para reconstruir el centro de de la ciudad.

 

Francisco de Salamanca, bajo la supervisión de los arquitectos reales, fue el encargado de realizar la nueva y actual distribución de la zona con calles rectas, casas de la misma altura y de fachadas uniformes. Y por supuesto la gran Plaza Mayor, considerada como la primera plaza regular de España, con soportales, edificios abalconados y con callejones interiores, sacando la portada del convento de San Francisco al mismo nivel de las edificaciones, y por supuesto las nuevas casas del consistorio. La reconstrucción de la zona se realizó entre 1562 y 1576.

 

La nueva Casa Consistorial, construida en el solar que ocupa el edificio actual, es decir enfrente de donde estaba la del siglo XIV destruida en el incendio, fue comenzada por Francisco de Salamanca en 1562 y continuada desde 1573 por su hijo Juan de Salamanca, se finalizó en 1577. Dos siglos después se añadieron los torreones y la torre central para el reloj se realizó en 1833, después de que con la exclaustración desapareciera el reloj del convento de San Francisco, que había sido hasta entonces como la hora oficial de la ciudad.

 

Plaza Mayor con el Ayuntamiento construido en el siglo XVI

Fotografía conseguida en la red sin indicación de autor o procedencia

 

Pasó el tiempo y la plaza fue ganando en importancia y no había acto festivo que no se celebrara allí, y actos menos festivos, como el Auto de Fe al Doctor Cazalla el 21 de mayo de 1559, o las protestas en los Motines del Pan en junio de 1856.

 

Para dar más empaque a la plaza llegó el Teatro Zorrilla, situada su entrada en el mismo sitio donde estuvo la portada del desaparecido Convento de San Francisco, fue construido siguiendo los planos del arquitecto Joaquín Ruiz Sierra y se inauguró el 31 de octubre de 1884 con la obra "Traidor inconfeso y mártir" del propio escritor.

 

Así nos cuenta Juan Agapito Revilla el cambio que fue sufriendo la plaza en sus actividades:

"va perdiendo la Plaza Mayor el aspecto que tuviera hace poco más de medio siglo, cuando allí se celebraba la clásica feria de Septiembre; cuando se instalaban en ella casetas y barracas, y los domingos «el baratillo», colocando los objetos de venta casi siempre en el suelo; cuando en vísperas de la Navidad se disponían los abundantes puestos de frutas y otras cosas por el estilo y propias de aquellos días de Pascuas; cuando los balcones de las casas eran alquilados o sobre ellos tenían derechos el Ayuntamiento o particulares para ver procesiones y otras solemnidades".

 

Aspecto de la Plaza Mayor a final en el siglo XIX

Foto: J, Laurent (1816-1886)

 

Y por fin, después de que desde 1864 se estuviera pensando en hacer un monumento al Conde Ansúrez para presidir la plaza, y que por una u otra razón nunca se llegara a realizar, en diciembre de 1903 se inauguró la estatua realizada por el escultor Aurelio Rodríguez-Vicente Carretero.

 

El Monumento al Conde Ansúrez recién inaugurado,

con el Ayuntamiento en construcción

Fotografía conseguida en la red sin indicación de autor o procedencia

 

En 1879 se derribó, dado su mal estado, la Casa Consistorial. El edificio actual del Ayuntamiento, diseñado por el arquitecto Enrique Repullés y Vargas, se comenzó a construir en 1892 y se inauguró el 19 de septiembre de 1908.

 

El Ayuntamiento recién inaugurado, sin torre del reloj y otro detalles

 

El Ayuntamiento en la actualidad

 

Repullés y Vargas también realizó el edificio que albergó el Hotel Moderno, haciendo esquina entre Lencería, Plaza Mayor y Ferrari, al parecer pretendiendo que fuera un modelo a seguir para los futuros edificios de  la Plaza Mayor, pero la cosa se quedó ahí, afortunadamente.

 

Fotografía conseguida en la red sin indicación de autor o procedencia

 

Nuestra plaza es una de las mayores de España, de planta rectangular mide aproximadamente  120 metros de largo por 80 de ancho.

 

Una curiosidad más de la Plaza Mayor, es que durante mucho tiempo sus soportales tuvieron nombre propio. Los que van de la calle Santiago hasta Duque de la Victoria fueron los "soportales de la Acera de San Francisco, por el convento; los de la calle Santiago hasta La Pasión eran los "soportales de Coleteros", por estar allí los que hacían una especie de jubones llamados coletos; desde La Pasión hasta el callejón de Viana se les denominaba "del Número" o " de Escribanos", por estar allí estos, es decir los Notarios de hoy en día; desde aquí hasta los de la salida a la Plaza del Corrillo eran los "portales de Manzana", por el nombre de la calle; el tramo siguiente hasta la calle de Lencería eran los "soportales de la Panadería", por ponerse allí los puesto de venta del pan y estar cerca la panadería; y finalmente el tramo de Lencería hasta los de San Francisco, eran denominados "portales de Provincia". En Mayo de 1842 se acordó que todos los soportales se llamaran sencillamente "plaza Mayor".

 

La Plaza con el templete inaugurado en 1883

Fotografía conseguida en la red sin indicación de autor o procedencia

 

Esta plaza tampoco se libró de que la cambiaran el nombre de vez en cuando. Si al principio fue un descampado, luego la "Plaza del Mercado" y después "Plaza Mayor", el 14 de Octubre de 1813 se cambió a "Plaza de la Constitución"; el 12 de mayo de 1814 fue arrancada y quemada la placa con el nombre y se cambió por otra el día 24 con el nombre de "Plaza Real de Fernando Séptimo"; el 10 de marzo de 1820, al haber jurado Fernando VII la Constitución de 1812, volvió a llamarse "Plaza de la Constitución"; una vez abolido en 1823 el régimen constitucional el 19 de noviembre se puso el rótulo de "Real Plaza de Fernando 7º"; volvió el régimen constitucional, y se volvió a llamar "Plaza de la Constitución"; en septiembre de 1837 los carlistas tomaron la ciudad y cambiaron el nombre por el de "Plaza de Carlos V", al poco se fueron y volvió a ser "Plaza de la Constitución"; en Septiembre de 1928 se la puso el nombre de "Plaza del General Primo de Rivera"; al fin, parece que llegó la cordura que ha durado al menos hasta hoy, y así, en sesión extraordinaria del Ayuntamiento del 12 de Marzo de 1930 se acordó llamarla "Plaza Mayor", que a pesar de tanto cambio de nombre en tampoco tiempo, es como todos los vallisoletanos la habían seguido llamando.

 

La Plaza Mayor en 1904 . Foto Fundación Joaquín Díaz

 

Y hablando de cambios, lo que es la zona libre de edificios de la plaza, es lo que más ha cambiado desde el siglo XIX, así nos lo cuenta Juan Agapito Revilla:

 

"De niño conocí la Plaza completamente libre de estorbos, con un empedrado de canto pelón entre recuadros de cintas de adoquines; se hizo «la glorieta», unos jardincillos que poco a poco se convirtieron en casi un bosque; se taló aquello; se puso en el centro (donde había estado el «árbol de la libertad», sobre un pedestal de piedra que se erigió para una estatua, que no llegó ni a modelarse siquiera, que yo sepa, del conde Don Pedro Ansúrez) un templete para la música, grande y alto, de estilo árabe y con carácter de permanencia, aunque hecho de madera, que hubo que desmontar por lo inadecuado; otra vez jardines; vuelta a quitarlos; el monumento, al fin, al conde señor de la villa; ...  un templete para la música, llevado en 1935 a las Moreras; por último, unas platabandas ajardinadas que contornean el rectángulo de la gran plaza donde estuvo «la glorieta".

 

La Plaza Mayor con otro templete

Fotografía conseguida en la red sin indicación de autor o procedencia

 

Y claro, efectivamente no fueron los últimos, durante el siglo XX se han hecho muchos más cambios, como la construcción de aseos públicos y su posterior eliminación, la desaparición de árboles, bancos y jardines, la construcción del aparcamiento y su posterior ampliación, eliminación de una calle con la construcción del edificio del Banco Santander, el embaldosado de la plaza una y otra vez, igualar la pintura de los edificios para dar una imagen homogénea, etc, etc.

 

La calle que desapareció con la construcción del edificio del Banco de Santander

Fotografía conseguida en la red sin indicación de autor o procedencia

 

Construcción del aparcamiento

Fotografía conseguida en la red sin indicación de autor o procedencia

 

Pero la Plaza Mayor es la Plaza Mayor, y a pesar de no ser ni haber sido nunca el centro geográfico de la ciudad, ha sido, es y será el "centro de la ciudad", el lugar escogido para celebraciones, fiestas, conciertos, procesiones de Semana Santa, manifestaciones, actos culturales y deportivos, comer las uvas de nochevieja, o simplemente para pasear por ella y sus soportales, o tomarse tranquilamente un café o una cerveza en una de las muchas terrazas de los bares y restaurantes.

 

Fuentes consultadas:

"Las Calles de Valladolid" de Juan Agapito Revilla, edición facsímil editada por Grupo Pinciano

"Valladolid Recuerdos y Grandezas  Tomos I, II y III de Casimiro G. García

"Monumentos religiosos de la ciudad de Valladolid" - Parte 1ª y 2ª de Juan José Martín y Jesús Urrea

"Monumentos civiles de la ciudad de Valladolid" de Juan José Martín González

"Patrimonio perdido - Conventos desaparecidos de Valladolid" de Mª Antonia Fernández del Hoyo

 

16-03-2018

 

V@lladolid Web - Informa.

Si quieres estar al día de los nuevos contenidos de la web utiliza "contacta" para indicarlo,

 y recibirás un e-mail con cada nueva incorporación.

 


 

Gracias por visitar mi página

m@guadi

 


 

Última actualización: jueves, 25 de octubre de 2018