INICIO

LA PAGINA

ULTIMAS INCORPORACIONES

LIBRO DE VISITAS

BUSCADOR

INFO -WEB

CONTACTA

 

 

CONOCER

MONUMENTOS Y EDIFICIOS

MUSEOS Y EXPOSICIONES

CALLES, PLAZAS Y JARDINES

VALLISOLETANOS

HISTORIA

SEMANA SANTA

LO QUE YA NO ESTÁ

SUCEDIÓ EN VALLADOLID

AUTOS DE FE

CAPITAL NAPOLEÓNICA

CATÁSTROFE FERROVIARIA

DERRUMBE TORRE CATEDRAL

"EL GOLPE" DEL B. CASTELLANO

"EL GORDO" DE NAVIDAD

EL INCENDIO DE 1561

EL PISUERGA SE CONGELÓ

EPIDEMIAS

EXPLOSIÓN DEL POLVORÍN

FERIAS Y FIESTAS

INCENDIO DE SAN PABLO

INUNDACIÓN DE 1636

INUNDACIÓN DE 1739

INUNDACIÓN DE 1788

INUNDACIÓN DE 1924

LA MUJER SOLDADO

LOS MOTINES DEL PAN

MUNDIAL DE FUTBOL DEL 82

ORSON WELLES EN VALLADOLID

NACIÓ EL BARRIO LAS BATALLAS

PRIMER CUERPO DE BOMBEROS

RECORRIDO

LOS RIOS

PLANOS CIUDAD

EVENTOS IMPORTANTES

ENLACES - INFO

VER

GALERIA DE FOTOS

VALLADOLID ANTIGUO

LO TIENES QUE VER

APORTACIONES VA-ANTIGUO

DE AYER A HOY

VISITA VIRTUAL

PLANO CIUDAD

TURISMO

INFORMACIÓN ÚTIL

INFO - PRACTICA

QUE VISITAR

RECORRIDO TURÍSTICO

PLANO DEL RECORRIDO

DONDE DORMIR

DONDE COMER

DE PINCHOS Y TAPAS

DE COPAS Y CAFÉ

DESDE VALLADOLID A ...

 

ENLACES EXTERNOS

NOTICIAS

EL TIEMPO

FARMACIAS-GUARDIA

CARTELERA-CINE

CULTURA VALLADOLID Y C Y L

VALLADOLID DEPORTE

 

MIS OTRAS WEB

FOTOS DE VIAJES

EL CINE

© m@guadi - 2000

Valladolid Web

 

 


SUCEDIÓ EN VALLADOLID

 

NACIÓ EL BARRIO DE LAS BATALLAS

 

Corría el año 1958 y nacía el barrio de las Batallas, se empezaba a construir el entonces llamado Grupo 1º de Octubre, ya sabes, ese que las calles tienen nombres tan conocidos como Covadonga, Lepanto, Clavijo, Pavía, etc.

 

Detalle Fotografía aérea ( AMVA ) con el Grupo 1º de Octubre, al fondo, en construcción - 1958

 

Eran casas del Ministerio de la Vivienda,  en las que empezaron a vivir muchos matrimonios jóvenes en 1960 , la inmensa mayoría de clase obrera, por lo que el barrio estaba poblado por un gran número de niños de corta edad, de hecho muchos nacieron allí.

 

En aquel momento, esa zona era casi el final de Valladolid por esa parte de la ciudad, hasta el punto, que calles como Covadonga o Pavía terminaban cerradas con una tapia que daba a las huertas que allí había y que abarcaban los terrenos que hoy ocupa la Plaza de las Batallas llegando hasta la Esgueva.

 

Las calles sin asfaltar, la ausencia casi total de coches y la inexistencia de la televisión en los hogares, favorecían que los chavales salieran a jugar a las calles, y como consecuencia, la confraternización de unos vecinos con otros.

 

Así, lo normal era ver en las calles un partidillo de fútbol, chicas jugando a la “tanga” o saltando a la “comba”, chicos jugando al “burro”, a las “chapas” o al “hinque”, aquel que se jugaba en una parcelita de tierra y que se trataba de clavar un objeto punzante en el suelo con el objetivo de ir ganando terreno a los demás. También había juegos conjuntos de chicos y chicas, como el famoso “escondite” y los “civiles y ladrones”.

 

La cercanía con el Prado de la Magdalena, cuando realmente era un prado, también tenía su encanto, allí se organizaban partidos de fútbol muchos más “serios”, y de vez en cuando, alguna “cantea” entra chavales de distinto barrios. Sí, has leído bien, “cantea”, es decir,  tirarse piedras un bando al otro, pero que conste que no había mala intención.

 

Por otro lado, durante el verano, el estar la Esgueva tan cerca y su poco caudal, favorecía los baños y juegos de la chiquillería en el río. Te sonará raro, pero sí, La Esgueva, junto al puente del ferrocarril, se llenaba de chavales y menos chavales para darse un buen chapuzón, y si era posible, enganchar alguna que otra rana, para “jugar” con ella.

 

 

Pasó el tiempo, las huertas desaparecieron, se derribaron las tapias que cerraban las calles y se comenzó a construir los edificios de la Plaza de las Batallas, que da nombre al barrio. Durante unos años, cuando aún los edificios no estaban terminados y la plaza estaba sin adecuar, algunas veces se instalaba en verano un circo y también se hacía la hoguera la noche de San Juan, con maderas y viejos muebles que bajaban los vecinos. Ambos eran acontecimientos en el barrio que hacían que la futura plaza se llenara de familias para ver a los artistas cirquenses  o la hoguera que daba comienzo al verano.

 

Por las calles sin asfaltar del barrio, transitaban la lechera, el carbonero, los colchoneros, que vareaban la lana en la misma calle, y como no, el famoso afilador que con su sonido invitaba a bajar a los vecinos con sus cuchillos y tijeras para ponerlos a punto. De vez en cuando llegaban los artistas de la “cabra”, ya sabes, aquel mini circo, con su trompeta, malabarismos y la cabra, actriz principal, que subía y bajaba la escalera al son de la música.

 

La televisión comenzó a llegar a algunas casas, desbancando a la radio, aquella que conseguía agrupar a la familia a su alrededor para escuchar juntos concursos, canciones o radionovelas. La tele, lo que sí consiguió, fue que vecinos y familiares se juntaran en casa del “afortunado” que poseía el novedoso aparato. Los chavales para ver Rin-Tín-Tín o Bonanza, y los mayores, por la noche, para ver Los Intocables, El fugitivo o El santo.

 

 

Los primeros coches comenzaron a llegar el barrio, eran 600, Renault 4  y Gordini. Tan pocos coches había, que cada afortunado poseedor del vehículo tenía su propio sitio para aparcar, a poder ser a la puerta de casa, y no sentaba muy bien cuando otro aparcaba en “su sitio”, vamos, igual que ahora.

 

Poco a poco, año a año, todo fue cambiando. Aumentó el número de coches y por tanto el tráfico, las calles se asfaltaron, la televisión se instaló en casi todos los hogares, ya pocos chavales bajaban a la calle a jugar y otros se había hecho mayores.  El barrio se había “modernizado”.

 

m@guadi - 13-02-2015

 

Gracias por visitar mi página

m@guadi


V@lladolid Web - Informa.

Si quieres estar al día de los nuevos contenidos de la web utiliza "contacta" para indicarlo,

 y recibirás un e-mail con cada nueva incorporación.

 


 

Última actualización: jueves, 01 de junio de 2017