INICIO

LA PAGINA

ULTIMAS INCORPORACIONES

LIBRO DE VISITAS

BUSCADOR

INFO -WEB

CONTACTA

 

 

CONOCER

MONUMENTOS Y EDIFICIOS

MUSEOS Y EXPOSICIONES

CALLES, PLAZAS Y JARDINES

VALLISOLETANOS

HISTORIA

SEMANA SANTA

LO QUE YA NO ESTÁ

SUCEDIÓ EN VALLADOLID

AUTOS DE FE

CAPITAL NAPOLEÓNICA

CATÁSTROFE FERROVIARIA

DERRUMBE TORRE CATEDRAL

"EL GOLPE" DEL B. CASTELLANO

"EL GORDO" DE NAVIDAD

EL INCENDIO DE 1561

EL PISUERGA SE CONGELÓ

EPIDEMIAS

EXPLOSIÓN DEL POLVORÍN

FERIAS Y FIESTAS

INCENDIO DE SAN PABLO

INUNDACIÓN DE 1636

INUNDACIÓN DE 1739

INUNDACIÓN DE 1788

INUNDACIÓN DE 1924

LA MUJER SOLDADO

LOS MOTINES DEL PAN

MUNDIAL DE FUTBOL DEL 82

ORSON WELLES EN VALLADOLID

NACIÓ EL BARRIO LAS BATALLAS

PRIMER CUERPO DE BOMBEROS

RECORRIDO

LOS RIOS

PLANOS CIUDAD

EVENTOS IMPORTANTES

ENLACES - INFO

VER

GALERIA DE FOTOS

VALLADOLID ANTIGUO

LO TIENES QUE VER

APORTACIONES VA-ANTIGUO

DE AYER A HOY

VISITA VIRTUAL

PLANO CIUDAD

TURISMO

INFORMACIÓN ÚTIL

INFO - PRACTICA

QUE VISITAR

RECORRIDO TURÍSTICO

PLANO DEL RECORRIDO

DONDE DORMIR

DONDE COMER

DE PINCHOS Y TAPAS

DE COPAS Y CAFÉ

DESDE VALLADOLID A ...

 

ENLACES EXTERNOS

NOTICIAS

EL TIEMPO

FARMACIAS-GUARDIA

CARTELERA-CINE

CULTURA VALLADOLID Y C Y L

VALLADOLID DEPORTE

 

MIS OTRAS WEB

FOTOS DE VIAJES

EL CINE

© m@guadi - 2000

Valladolid Web

 

 


SUCEDIÓ EN VALLADOLID

 

CAPITAL DEL IMPERIO DE NAPOLEÓN


En 1801 un destacamento francés dirigido por el general Lecrec se había asentado en Valladolid, dando lugar a insurrecciones populares en la Plaza Mayor en los meses de mayo y noviembre.

 


Entre octubre de 1807 y febrero de 1808, llegaron a la ciudad los destacamentos de los generales Junot y Dupont, produciéndose nuevas revueltas en la Plaza Mayor, que se repitieron el 24 de marzo con el cese de Godoy en el gobierno, la abdicación de Carlos IV y la subida al trono de Fernando VII.


En el mes de mayo, aprovechando que sólo había un acuartelamiento francés en San Benito, se produjo una gran sublevación en la ciudad que terminó con el apresamiento de las tropas francesas y la confiscación de sus armas.


Tras las batallas de Cigales, Cabezón, Santovenia y la Overuela, las tropas francesas entraron en Valladolid al mando del general Merle, controlando de nuevo la ciudad.


La derrota de Bailén, la resistencia de Zaragoza y las continuas rebeliones contra sus tropas en las ciudades del norte, estaban poniendo en peligro la invasión que Napoleón había planificado para España, por lo que el 6 de noviembre de 1808 cruzó la frontera por Bayona para dirigirse personalmente a Madrid.


Tras las victorias francesas en Gamonal y en Espinosa de los Monteros, el 22 de noviembre Napoleón entró en Burgos. El 3 de diciembre, tras su victoria en Somosierra, Madrid se rendía y caía en manos francesas.


Enterado de que el ejército inglés, al mando de Moore, se dirigía desde Salamanca a Valladolid, Napoleón decide ir a su encuentro. La persecución le llevó hasta Astorga, donde al enterarse de que Austria estaba formando un poderoso ejército, decide dejar la persecución al mariscal Soult y él dirigirse a Valladolid, con el fin de no alejarse más de París y poder recibir los correos que desde la capital francesa le informaban del transcurso de las campañas y de la situación en Europa. Pero sobre todo, por la importancia de Valladolid en el eje París-Lisboa y por poner escarmiento a la sublevación de mayo.


Los rumores de la llegada a Valladolid de Napoleón sembraron el miedo y algunos ciudadanos decidieron salir inmediatamente de la ciudad.


A las 8 de la mañana del 5 de enero de 1809 llega un despacho, desde el campamento de Benavente, en el que se anuncia oficialmente la inminente llegada a la ciudad de Napoleón, acompañado por un ejército de 12.000 hombres.


A las cuatro de la tarde del 6 de enero de 1809, a caballo y por el Puente Mayor, Napoleón Bonaparte entra en Valladolid sin ningún protocolo oficial. Se instala en el Palacio Real, permaneciendo allí hasta el día 17 del mismo mes. De esta forma nuestra ciudad se convirtió en la capital oficiosa del imperio Napoleónico durante 11 días.

 

Palacio Real y Plaza de San Pablo en 1806

Grabado de Alexandre de Laborde


Los soldados franceses convirtieron en acuartelamientos los palacios, iglesias  y conventos, dejando a su paso un rastro de destrucción y expolio del patrimonio histórico-artístico de la ciudad. Popularmente se le denominó la “francesada”.


La recepción oficial tuvo lugar al día siguiente, acudiendo a ella representantes de la Universidad, Chancillería, Cabildo Catedralicio y otras corporaciones.
Su primera orden a las autoridades de la ciudad, para dar escarmiento y restablecer el orden, fue que detuvieran a los cabecillas y cómplices de las revueltas populares. Cinco vallisoletanos acabaron en la horca, entre ellos, un hortelano del convento de San Pablo que había matado a un soldado francés.

 

También ordenó la incautación de los bienes del convento de San Pablo, destinando la plata requisada para acuñar las primeras monedas con la efigie de su hermano José I Bonaparte.


Su siguiente paso fue convencer al clero para que predicaran la paz y la resignación ante la invasión francesa. Y así fue, en la pastoral del vicario general, José Fernández Milla, del 8 de enero, se conminaba a abandonar las armas contra los franceses, tachaba a los ingleses de enemigos, y presentaba a Napoleón como el gran protector de la religión. El mismo día, el intendente Urbina sacó una proclama pidiendo a los vallisoletanos la sumisión ante el ejército francés.


La capitulación de la ciudad la hizo pública una Junta General el mismo 9 de enero, jurando fidelidad y obediencia al rey José I.


Al día siguiente, Napoleón, pasó revista a cerca de 9.000 soldados de infantería en el Campo Grande a modo de desfile de la victoria.


Durante su estancia llegó a redactar hasta 165 cartas con órdenes de actuación militar en Valladolid, Zamora y Madrid, así como de la organización de sus ejércitos en Italia, Turquía y en la actual Croacia.


El 17 de enero, en secreto, Napoleón abandonó la ciudad con dirección a Burgos, desde donde llegó directamente a la frontera. Valladolid fue la última ciudad española que visitó antes de regresar a Francia durante la Guerra de la Independencia.

 

Como dato curioso, añadir, que el origen de la procesión general de Viernes Santo, con el desfile de todas cofradías de la ciudad, se debe al general Kellerman, gobernador de la ciudad en 1810, quién debido a la presión popular autorizó la organización de un único desfile en la tarde de ese día.

 

Valladolid quedó ocupada por los franceses, al mando del general Dufresse, hasta junio de 1813.

 

Fuentes consultadas:

Artículo de El Mundo. 06/01/2009 (CET) ENRIQUE BERZAL
Informe: J. M. Travieso. Registro Propiedad Intelectual - Código: 1111170545686
El día de Valladolid - D.G.R. - lunes, 19 de enero de 2009

 

28-03-2014

 

 

Gracias por visitar mi página

m@guadi


V@lladolid Web - Informa.

Si quieres estar al día de los nuevos contenidos de la web utiliza "contacta" para indicarlo,

 y recibirás un e-mail con cada nueva incorporación.

 


 

Última actualización: jueves, 01 de junio de 2017